Ciudad de Washington, 20 de agosto de 2020. Los responsables de la Iniciativa de Financiamiento para Mujeres Emprendedoras (We-Fi) (i) anunciaron hoy la tercera ronda de asignación de financiamiento por un valor de USD 49,3 millones, con la que se espera beneficiar a más de 15 000 empresas dirigidas por mujeres y movilizar unos USD 350 millones adicionales de los sectores público y privado.

En esta última ronda de asignaciones de We-Fi se abordan las necesidades de las mujeres emprendedoras surgidas como consecuencia de la crisis del COVID-19 y se alienta la innovación y el desarrollo digital, la conformación de asociaciones de colaboración y el uso de mecanismos basados en resultados con el fin de facilitar la ampliación del acceso de las mujeres emprendedoras al financiamiento.

En la tercera ronda se asignan fondos para programas que tienen como meta impulsar la actividad empresarial de las mujeres y que serán implementados por cuatro bancos multilaterales de desarrollo: el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo para las iniciativas de Asia central y el norte de África, el Banco Interamericano de Desarrollo para los proyectos de América Latina, el Banco Islámico de Desarrollo para las actividades relacionadas con los emprendimientos en contextos frágiles de África occidental, y el Grupo Banco Mundial para iniciativas en la región del Sahel, en Oriente Medio y Norte de África, y para programas de alcance mundial. Más del 65 % de las asignaciones más recientes beneficiarán a emprendedoras de países de ingreso bajo (que pueden recibir financiamiento de la Asociación Internacional de Fomento) y países afectados por fragilidad y conflictos. Como resultado de las tres rondas de financiamiento, que ahora alcanzan un total de casi USD 300 millones, los programas con los que se respalda a las empresas dirigidas por mujeres pronto se extenderán a 61 países.

Debido a la crisis del COVID-19, las emprendedoras de todo el mundo experimentan graves dificultades. Han comenzado a surgir nuevos datos (i) sobre los efectos desproporcionados que han tenido las medidas de confinamiento en las pymes dirigidas por mujeres: en varios países de África al sur del Sahara, cerca del 60 % de las pequeñas empresas a cargo de mujeres han perdido sus fuentes de ingresos, una proporción tres veces mayor que la de empresas lideradas por hombres. En todo el mundo, las pymes propiedad de mujeres tienen 6 puntos porcentuales más de probabilidades de cerrar que las de hombres, según una investigación reciente dirigida por el Banco Mundial.

“Al afrontar las consecuencias de la pandemia de COVID-19 en todo el mundo, debemos tomar medidas enérgicas para lograr que el resultado de la reconstrucción sea mejor a lo anterior. Muchas pymes dirigidas por mujeres se han visto fuertemente afectadas por las alteraciones económicas derivadas de la crisis del COVID, y muchas más mujeres están perdiendo sus empleos. La iniciativa empresarial es fundamental para el empoderamiento de la mujer, en especial en las economías en desarrollo. Las medidas y el apoyo, como el otorgado a través de la reciente ronda de financiamiento de We-Fi, permiten llegar a las emprendedoras en este momento de necesidad y contribuirán a restablecer su función como motor del crecimiento económico inclusivo”, señala Mari Pangestu, directora gerente de Políticas de Desarrollo y Alianzas del Banco Mundial, organismo que alberga a la Secretaría de We-Fi.

“La tercera ronda de asignaciones de We-Fi no podría haber llegado en un momento más crucial. Me da mucho gusto ver que nuestros socios implementadores elaboran propuestas tan sólidas para respaldar a las pymes dirigidas por mujeres. Los proyectos que buscan sacar provecho de las tecnologías digitales, apoyar el desarrollo de habilidades digitales o identificar las nuevas oportunidades de negocio que puedan surgir como resultado de la pandemia beneficiarán a muchas pymes dirigidas por mujeres en estos tiempos tan decisivos”, afirma Matthew Haarsager, subsecretario adjunto de Política y Financiamiento Internacional para el Desarrollo del Departamento del Tesoro de Estados Unidos y presidente del Comité Directivo de We-Fi.

En la tercera ronda de financiamiento:

El Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo recibió USD 7,36 millones para la iniciativa “Mujeres de la Estepa”, Programa de Mujeres en los Negocios, que tiene por objeto responder con rapidez a las presiones desproporcionadamente elevadas a las que están sometidas las pymes de mujeres en el contexto de la actual crisis derivada del COVID-19. Este programa permitirá implementar soluciones innovadoras para estas empresas, con lo que se contribuirá a: a) ampliar el acceso a los mercados mediante cadenas de suministro más inclusivas; b) mejorar la competitividad, el potencial de crecimiento y el acceso al financiamiento fortaleciendo su capacidad para sacar provecho de las tecnologías digitales, y c) utilizar los datos desglosados por sexo como base para diseñar intervenciones más eficaces del sector público y privado. Las actividades de este programa se llevarán adelante en la República Kirguisa, Mongolia, Tayikistán, Uzbekistán, Egipto y Marruecos.

El Banco Interamericano de Desarrollo recibió USD 14,71 millones para su programa de apoyo al acceso al financiamiento, los mercados, las habilidades y las redes dirigido a empresas a cargo de mujeres, principalmente en los sectores tecnológicos y de base científica. Se buscará en particular ayudar a las emprendedoras a superar la crisis económica actual y a identificar las nuevas oportunidades de negocios que puedan surgir como resultado de la pandemia. Se brindará tanto apoyo para aceleración como capital inicial y de riesgo a emprendedoras con elevado potencial en las áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. El programa se orienta a los países de América Central, Ecuador y Guyana.

El Banco Islámico de Desarrollo recibió USD 11,25 millones para su programa de apoyo a las mujeres de África occidental que intervienen en actividades empresariales en la cadena de valor del arroz. Si bien las mujeres participan ampliamente en la industria arrocera, el costo prohibitivo de los préstamos y las limitaciones no financieras que obstaculizan el acceso de las emprendedoras a recursos, activos y mercados les impiden mejorar sus medios de subsistencia. Por lo tanto, con este programa se buscará respaldar la modernización y el progreso de las pymes a cargo de mujeres que integran la cadena de valor del arroz en África occidental mediante el fortalecimiento de la capacidad, las donaciones de contrapartida y la ampliación del acceso a los mercados locales y regionales. Las actividades de este programa se llevarán a cabo en Guinea, Níger, Senegal y Sierra Leona.

El Grupo Banco Mundial (el Banco Mundial y la Corporación Financiera Internacional) recibió USD 16,01 millones para un programa de acceso al financiamiento y mercados facilitado mediante tecnologías digitales, orientado a empresas a cargo de mujeres en la región del Sahel y en todo el mundo, y para un programa de financiamiento de empresas en etapa inicial que apoya a mujeres emprendedoras de varias regiones. La primera iniciativa fomentará los nexos entre los proveedores y los compradores en todo el Sahel. Permitirá brindar a las cooperativas productoras de manteca de karité dirigidas por mujeres servicios y capacitación sobre aspectos prácticos, habilidades gerenciales, redes y herramientas para comercializar productos; con esta iniciativa también se apoyará la digitalización de los sistemas de pago. El segundo programa tiene el propósito de crear un ecosistema empresarial inclusivo, abordar los déficits de financiamiento, ayudar a desarrollar capacidades y ofrecer mentoría a las emprendedoras. Las actividades de estos programas se llevarán a cabo en Burkina Faso, Malí, Mauritania, Jordania, Irak y en todo el mundo.

Acerca de We-Fi:

La Iniciativa de Financiamiento para Mujeres Emprendedoras (We-Fi) (i) es una alianza multilateral que apoya a las emprendedoras brindándoles acceso al financiamiento, los mercados, la tecnología, las tutorías y otros servicios, a la vez que trabaja con los Gobiernos y el sector privado para mejorar la legislación y las políticas que inhiben la actividad empresarial de las mujeres en los países en desarrollo.

We-Fi está respaldada por los Gobiernos de Alemania, el Reino de Arabia Saudita, Australia, Canadá, China, Dinamarca, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, la Federación de Rusia, Japón, Noruega, los Países Bajos, el Reino Unido y la República de Corea. La Secretaría de We-Fi se encuentra dentro del Banco Mundial, y la implementación de sus programas está a cargo de seis bancos multilaterales de desarrollo.